octubre 30, 2006

El Éxito de un Fracaso

El Éxito de un Fracaso

Dos Espías Secretos bajo las Órdenes de una Prostituta

©2006Milton Acosta

Que a unos espías se les envíe secretamente a observar una tierra y que en cumplimiento de la misión militar lo primero que hacen es meterse en casa de una prostituta y que no han pasado dos renglones en el relato cuando ya el rey del lugar sabe que los agentes secretos están en su territorio, muestra la ineptitud militar de un pueblo cuyo último trabajo fue fabricar ladrillos: Israel en Egipto. Esa es la historia del capítulo dos de Josué.[1]

Josué 2 se lee normalmente como la historia de Rahab[2] porque es el personaje de fuera de Israel que domina el capítulo, ¡y a todos los otros personajes que allí aparecen! Ella es la prostituta que escondió a los espías, pero que gracias a su conocimiento de Yavé, por lo que había oído, logró hacer una negociación con los espías, parte en su casa, y la otra parte cuando los espías estaban probablemente colgados de una cuerda recibiendo de la mujer las instrucciones de cómo escapar y salvar sus propias vidas. Ella es sin duda la protagonista que brilla mucho más todavía gracias a la cómica incompetencia de los espías secretos.

El Israel que dibuja esta historia no tiene ni las armas, ni el conocimiento, ni la experiencia militar para llevar a cabo lo que se propone: conquistar la tierra de Canaán. Esta historia de los espías es una entre varias ilustraciones de esa realidad que la historia bíblica comunica de varias maneras. Sirve para recordarle a Israel lo que el pueblo de Dios tiende a olvidar con demasiada frecuencia: ni somos muchos ni somos poderosos. De Israel dice: que es “el más pequeño de todos los pueblos” (Deut. 7:7). El Señor no lo escogió por números (lo que significaba la posibilidad de tener un ejército muy grande y poderoso), lo escogió por amor. En cambio, los pueblos que Israel debe enfrentar son numerosos, algunos gigantes, y otros muy poderosos militarmente.

Por lo tanto, si Israel algo es o llega a ser o a hacer, es por la gracia y el poder de Dios. La lección fue importante para toda la historia de Israel: para salir de Egipto, para entrar a la tierra de Canaán, para permanecer en la tierra, para sobrevivir en el exilio y para regresar a la tierra después del exilio. En este caso ese mensaje se comunica por medio del humor. Y humor a costa de ellos mismos pues no se están burlando de los cananeos.

La historia de Josué 2 es en efecto una expresión de lo que afirma también Deuteronomio: las promesas de Dios se pueden cumplir a pesar de la ineptitud de dos espías que reciben de una cananea una clase de teología y otra de sagacidad. La mujer afirma inequívocamente quién es Yavé y qué se propone; la mujer logra una excepción a la regla de no hacer pactos con cananeos gracias a la única condición bíblica para tal excepción: la fe del extranjero.

Tenemos pues en Josué la historia de un fracaso exitoso. Los que no saben de espionaje logran cumplir su misión gracias a la astucia de una mujer cananea que parece conocer de Yavé más que los mismos espías. Para salvar sus vidas, la mujer debe traicionar a su propio rey; los israelitas para salvar las suyas deben pactar con una mujer que está en la lista de los prohibidos. ¿No resulta esto bastante cómico? La Biblia (¡y Dios!) comunica su mensaje también por medio del humor fino.

[1]Véase Yair Zakovitch, "Humor and Theology or the Successful Failure of Israelite Intelligence: A Literary-Folkloric Approach to Joshua 2," in Text and Tradition: The Hebrew Bible and Folklore, ed. Susan Niditch (Atlanta, EE.UU.AA.: Scholars Press, 1990).
[2]Dejamos para otra ocasión el tema de Rahab. La literatura es abundante. Puede consultarse algunos artículos recientes, por ejemplo, Elie Assis, "The Choice to Serve God and Assist His People: Rahab and Yael," Biblica 85, no. 1 (2004), David M Howard, Jr., "Rahab's Faith: An Exposition of Joshua 2:1-14," Review and Expositor 95 (1998), Judith E. McKinlay, "Rahab: A Heroine?," Biblical Interpretation 7 (1999), Gary A. Rendsburg, "Unlikely Heroes: Women as Israel," Bible Review 19, no. 1 (2003).

©2006Milton Acosta

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Milton, Soy Ricardo Franco. Me alegre al saber de tu Blogg pero como tu bien lo sabes el ritmo de vida aqui es tremendo y el tiempo es oro.
De todas manera te agradezco por el espacio para la reflexion. A proposito de Rahab, estoy seguro que tu conoces el trabajo de Leland Ryken (A literary Intro to the Bible)Como el dice,en el genero narrativo realistico "la historia es el mensaje" Me parece que el relato podria dar nuevos matices si lo relacionas con la mision de Josue y Caleb los otros 2 espias.
Una vez mas, gracias por la reflexion
Saludes a tu gente.

Aaron M.R dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aaron M.R dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aaron M.R dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aaron M.R dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.